Tag Archives: vivir el presente

Cuento: Blancanieves. Capitulo 2º. Crecimiento personal para niños y adolescentes. Mundo de niños

Blancanieves,ilustración,cuento.niños,niñas,adolescentes,Mundo de niños,mundodeninos.es

Hola

Bienvenidos

a Mundo de niños.

El cuento que  hoy te cuento,

no es un cuento por que yo  lo cuento,

Solo es un cuento, si despierta en ti algún sentimiento.

                   

Cuento: Blancanieves. Capitulo 2º

Al despertar era Sonzai el que estaba con ella.

Sonzai le enseñó los lugares más bellos del bosque, incluido un pequeño lago de aguas azules y cristalinas, donde Blancanieves tomó el baño más maravilloso de su vida, nadando entre preciosas flores de loto y peces de colores. Pero cuando llegaron a casa, Blancanieves parecía preocupada.

-¿No lo has pasado bien hoy en el bosque?- Le preguntó Sonzai.

- ¡Claro que si, en realidad mejor que nunca!-

-¿Y sabes por qué lo has pasado tan bien?

- Porque aquí es todo precioso- dijo Blancanieves.

-Eso es verdad, pero esa no es la razón por la que te has sentido tan bien-

- ¿Y estonces cual es?- preguntó ella.

-La razón es que has estado todo día atenta, observando, disfrutando y sintiendo el momento, sin preocuparte de nada más-

-Pero ahora te sientes triste porque estas pensando en el pasado o en el futuro ¿no es así?-

-Tienes razón, estaba pensando en todo lo que me ha pasado, y en el miedo que me da volver a mi mundo y enfrentarme a mi madrastra-

-No debes pensar en esas cosas. Ni el pasado ni el futuro existen. Sólo podemos hablar del pasado por nuestros recuerdos, pero ya no está ahí, ya pasó y no lo podemos cambiar, y algo parecido pasa con el futuro, pues todavía no a sucedido y es tan sólo algo que imaginamos o tememos. Lo único real es el momento presente-

- ¿ Y como puedo vivir el presente? -

-La capacidad de vivir el presente se puede practicar. Debes observar tus pensamientos y cuanto te des cuenta que estas pensando en el pasado o en el futuro, volver al momento presente, al aquí y ahora-

-Creo que lo entiendo. Como el pasado no lo podemos cambiar y tampoco podemos conocer nuestro futuro, es una tarea inútil pensar en ellos y más aun sufrir-

-Lo has captado- dijo riendo Sonzai y se quedó junto a ella hasta que se durmió.

Cuando a la mañana siguiente  Blancanieves despertó, vio a  Kodama Meisō. Él no se dio cuenta de que ella se había despertado, porque estaba sentado en el suelo, con los ojos cerrados y las piernas cruzadas en posición de loto y parecía ajeno a todo lo que pasaba a su alrededor.

Blancanieves estuvo observándolo largo rato, pero no quiso molestarlo porque estaba muy quieto y parecía una estatua, y su respiración era casi imperceptible. Cuando al fin abrió los ojos, estuvo aun un rato sin decir palabra y luego saludó amablemente a Blancanieves:

-Buenos días ¿cómo te encuentras esta mañana?-

-Muy bien- contestó ella – Perdona mi curiosidad, ¿pero qué estabas haciendo tan quieto y en silencio?

-Estaba meditando- dijo Meisō

-¿Y en que consiste eso de meditar?-

- Se podría decir que la meditación es un ejercicio continuado de atención, cuyo fin es controlar el parloteo incesante del pensamiento.

 -¿Nunca te as fijado que  tu pensamiento es como una especie de voz en tu cabeza que nunca deja de hablar, y al que es muy difícil hacer callar? Sino, inténtalo y verás; prueba a no pensar durante tres minutos, que no es demasiado, y yo te avisaré cuando hayan pasado. ¿Estás preparada?

 -Estoy preparada- le dijo Blancanieves.

 -Ala de tres: una, dos y tres-

 Blancanieves cerró los ojos y al cabo de unos 30 segundos le dijo a Meisō:

 Es imposible, no puedo, mi pensamiento no me obedece, y lo curioso es que hasta ahora no me había dado cuenta!-

 – Y lo peor de esa falta de control sobre el pensamiento – dijo Meisō – es que a veces tu pensamiento se puede comportar como tu peor enemigo y te atormenta diciéndote cosas como:  tú no puedes hacer eso…tú no tienes el valor necesario… tú no eres capaz….. -

 – ¿Y yo podría aprender a meditar?-

 – Claro que si, sólo es cuestión de entrenamiento-

 – Te llevaré a mi lugar preferido del bosque para que hagas la primera practica-

 Meisō llevó a Blancanieves a un lugar maravilloso en el bosque, donde los árboles habían crecido en circulo formando una especie de refugio. Cerca se oía el rumor de una cascada y todo transmitía paz y tranquilidad.

 – Siéntate como yo con las piernas cruzadas y la espalda recta. Cierra los ojos, inspira, mantén el aire en tus pulmones y exhala lentamente. Siente cómo el aire entra fresco por tu nariz y luego sale mas caliente.

Deja ir tu ira, deja ir los miedos, libera tu mente de pensamientos negativos

concentrándose en tu respiración. Cuando respiras te llenas de calma, cuando respiras te llenas de paz.

Imagina  que estás en una pequeña barca que navega por el río.

Recuéstate y permite que la corriente te lleve lentamente.

Siente la fresca brisa nocturna sobre tu piel, escucha el relajante canto de los grillos en la intimidad de tu barca y déjate mecer por las onduladas aguas.

Ahora que te sientes completamente tranquila y relajada, sigue concentrando tu atención en la respiración.

Cuando quieras terminar, haz una ultima respiración lenta y profunda y abre despacio los ojos.

Al cabo de 20 minutos mas o menos, Blancanieves abrió los ojos.

 -¿Qué tal, cómo te encuentras? – Le preguntó con interés Meisō.

 -¡De maravilla, me siento más relajada que nunca, es como si todos mis problemas hubieran perdido importancia! -

 – ¿Entonces, has conseguido vaciar tu mente de pensamientos?-

 – ¡Si, aunque no todo el tiempo, claro!, pero sí en algunos momentos. Cuando me daba cuenta de que estaba pensando me concentraba en mi respiración y los pensamientos se desvanecían enseguida -

 – Con la práctica cada vez te será más fácil, aunque para dominar la meditación debes practicar todos los días, al menos quince o veinte minutos diarios.

Con la meditación podrás aliviar tus dolores, tranquilizarte cuando estés nerviosa, también te ayudará a mantener el control ante los problemas, y a conocerte mejor y sentirte mas feliz.

Esa noche antes de acostarse, Blancanieves meditó de nuevo y durmió profundamente.

Continuará…

No te pierdas los maravillosos secretos que nos desvelaran Kansha, Kuriētā y Shizen.